sábado, 30 de junio de 2018

Mi historia

Es algo que no puedo explicar... el recuerdo de sus manos sujetándome, de su respiración en mi cuello mientras su pulso se aceleraba, y no lo podía parar... nadie podía pararlo, y él no quiso. No fue capaz de ver que eramos diferentes, que no era el momento, ni el lugar. Que le quería con todo mi corazón pero no estaba preparada para entregarle cada rincón de mi cuerpo.

Ahora sólo quiero olvidar cada momento, no quiero recordar cada vez que sus labios rozaron los mios, no quiero que sus manos vuelvan a tocarme nunca más ni ver sus ojos azules volver a mirar los míos con esa intensidad peligrosa. No quiero que su recuerdo altere los momentos presentes, porque nadie debería parar su vida por otra persona, especialmente por una que no sólo no lo necesita, sino que tampoco lo merece.Quiero borrar de mi memoria cada segundo de esa noche, cada día de ese mes interminable, en el que me juró amor y me demostró mil cosas distintas, pero ninguna era la que me prometía. Quiero dejar de mirar detrás de cada esquina por si está él, poder lanzarme en una relación sin miedo a que la historia se repita, sin miedo a que lo que quiera no se escuche.

Nadie debería sentir este miedo, esta vergüenza de contar algo que le ha pasado. Nadie debería pasar solo por ello, porque nadie debería pasar por ello.

Algún día me olvidaré de él... o quizás no, pero algún día podré decir, que no te tengo miedo, que lo que hiciste no me afecta, que otros me han demostrado que hay un mundo diferente, opuesto a lo que tu me demostraste. Y aunque ese día no sea hoy, conseguiré llegar a él, y me sentiré orgullosa, y contaré mi historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario