martes, 25 de noviembre de 2014

Párate a sentir

Nos pasamos la vida buscando el amor, alguien que nos desborde la mente, que haga que las emociones siempre estén a flor de piel y que tenga la misma sensación hacia nosotros pero, a veces, lo que nos hace falta para encontrarlo es dejar de buscar.
Mira a tu alrededor, piensa en ese amigo que siempre ha estado ahí, aguantando tus malas caras, tus noches sin dormir cuando no podías parar de llorar pensando en esa persona que te había roto el corazón, recogiendo los pedacitos que los demás hacían una y otra vez para volver a juntarlos y siempre paciente. Ese amigo al que le has dicho mil veces frases como "ojala todos fueran como tu", "te mereces lo mejor de este mundo" y que te conoce tanto, que a veces se da cuenta de lo que te pasa antes que tu mismo.
Si dejas de buscar y te paras a pensar sólo por un momento te darás cuenta de que ya tienes amor, más amor del que nunca hubieras imaginado. Puede que no sea ese amor apasionado y desbordante que siempre hayas buscado, pero es un tipo de amor todavía más fuerte, un amor que te hace sentir en paz, que ha sido probado mil y una veces a lo largo de los años y que ha pasado esas dificultades. Disfruta de ese amor si lo tienes, no es fácil de encontrar, en cuanto a la pasión... aparecerá a la vuelta de una esquina, tomando un café o volviendo a casa un día, pero no la busques, porque tiene la habilidad de aparecer cuando menos lo esperas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario